Un menú para los 5 sentidos: marketing de experiencias

Por: Paola Herrera – Comunicación Digital Levapan.

Una nueva opción para potenciar el negocio gastronómico y la calidad de su servicio está tomando fuerza, el marketing de experiencias que va más allá de la mesa y los cubiertos.

El marketing de experiencias está enfocado en generar un vínculo entre el  restaurante y el consumidor, es decir, su cliente. El objetivo es fidelizar a los comensales con el servicio que el establecimiento les brinda y con un extra que lo diferencie, lograr que la experiencia que usted ofrece no la van a encontrar en otro lugar.

Los clientes acuden inicialmente por el servicio básico de alimentarse, siendo una necesidad diaria que pasa a ser algo habitual, pero ¿qué tan atractivo sería darle un toque particular? Con olores, sabores, texturas y ambientación que trasladen al consumidor a un elegante café en París, a una moderna cena en Japón o un tradicional almuerzo en casa de la abuela. Cuando las personas asisten a un restaurante no solo buscan saciar su apetito, sino además, suplir necesidades socioculturales a través del estatus que le proporciona visitar un establecimiento gastronómico, sentir seguridad en materia de salubridad y la manipulación de alimentos.

Ventajas del marketing de experiencias

Max Lenderman, fundador del International Experiential Marketing Association propone 5 puntos a favor que se logran con el marketing de experiencias:

  • Garantizar el buen servicio al consumidor, el establecimiento debe no solo debe ofrecer buena comida para deleitar el paladar del cliente; también es necesario brindar un momento agradable en la visita a su restaurante con una atención amena, comodidad en el lugar y un ambiente propicio.
  • El contacto personal es el puente para sensibilizar y amenizar su estancia. Un ambiente con calor humano es atrayente para los clientes, no son máquinas atendiendo a personas; sino personas al servicio de personas.
  • El consumidor es el centro, la experiencia y los detalles deben giran en torno a él. Todo debe estar pensado para su satisfacción y comodidad.
  • Empoderamiento del consumidor él toma el control de lo que sucede a su alrededor. Cuando finalice su visita, el comensal debe sentirse a gusto pagando por el servicio que acabó de recibir.
  • La memorabilidad es la meta de la estrategia; perdurar en la mente del cliente  por encima de otras experiencias gastronómicas.

¿Cómo seducir a su cliente con este Marketing Experiencial?

Usted cuenta con 5 vías de seducción sensorial, que lo encaminan a conectarse con el cliente y poder lograr los anteriores beneficios:

ojo

Cuide la iluminación del restaurante, el estado de la fachada, la presentación del personal de servicio y de los platos.

El sentido primordial al cual complacer, claro está que si su menú no ofrece la calidad que refleja el lugar, la experiencia fracasará porque no suple a cabalidad el servicio básico que se debe brindar. Combinaciones de sabores que crean armonía en el paladar, será la primera de la lista de razones para que su cliente vuelva en otra ocasión.

Los olores en el ambiente deben hablar por el lugar, estimular el paladar sin haber puesto un trozo de alimento en la boca son los indicios que se espera recibir en un restaurante; indicadores de las sazones representativas del lugar.

La ventilación y la organización son clave para que no haya una sofocación en el ambiente y evitar así la acumulación de aromas pesados en el aire.

 

Sonoro: La ambientación del restaurante no está completa sin música, la tonada perfecta logrará sensaciones de comodidad que acompañarán cada bocado. Se debe cuidar del ruido excesivo que genera la cocina o en la comunicación entre el personal de servicio, además el volumen moderado de la música ambiente hará amena la estadía en la mesa.

 

El diseño de las mesas y sillas debe ser ergonómico, la comodidad del comensal lo dispone a pasar más tiempo en el restaurante. Al igual que el tacto con las texturas de las servilletas y utensilios de mesa, deben ser gentiles y suaves.

Trabajar en la experiencia del cliente es demostrar interés en una comunicación personalizada pensada para él, que cuida cada aspecto de la interacción entre el lugar y el comensal. Acciones como el uso de la tecnología en los servicios del establecimiento, crearán nuevas dinámicas que lo diferencian de la competencia.

Cada detalle que logra conectarse con las emociones y pensamientos positivos del consumidor lo alejan de la rutinaria realidad, creando una atmósfera agradable y atrayendo al cliente a su restaurante. Por eso el marketing gastronómico tiene como bandera la innovación de la experiencia; no hay nada mejor para el comensal que salir de su establecimiento con la barriga llena, el corazón contento y de paso un recuerdo memorable; así que no dude en probar el menú de las experiencias gastronómicas.

Si le ha gustado este artículo, compártalo en sus redes sociales.

Related posts