¿Qué tipo de restaurante tiene?

Por: Paola Herrera – Comunicación Digital Levapan.

La carta de clientes es extensa, hay amantes de la carne, vegetarianos, quienes quieren romper un poco la dieta o quienes desean compartir un almuerzo en familia; por eso hay un restaurante que se acomoda a cada cliente, momento y bolsillo.

Estos establecimientos cuentan con una gran variedad de estilos culinarios que apuntan a todo tipo de nicho, ya que los gustos son diversos y siempre habrá demanda en el mercado.

Hay cuatro tipos de restaurantes, cada uno diferenciado por el diseño del establecimiento, la variedad de sus insumos y el estilo del servicio.

Restaurante de lujo

Sofisticación en su máxima expresión, estos restaurantes cuentan con carta de platos y vinos nacionales e internacionales además de variedad en el tiempo de los servicios como entradas, platos fuertes, especialidades y postres; también se caracteriza por tener un ambiente climatizado, personal altamente entrenado y debidamente uniformado, sanitarios lujosos, decoración con las últimas tendencias, y materiales con la mejor calidad, la cocina cuenta con el mejor almacenamiento y equipamiento para optimizar los procesos de preparación (extractores y bodegas).

Restaurante de primera clase

Se asemeja en gran medida al restaurante de lujo, exceptuando por utensilios en materiales exclusivos y la opulencia en la decoración sin dejar de ser sofisticado; en la carta hay variedad en sus preparaciones culinarias con ingredientes cualificados y diferentes estilos de cocina. En esta primera clasificación también se encuentran los restaurantes gourmet.

Restaurante gourmet: Estos establecimientos cuentan con chefs de amplia experiencia que les permite elaborar preparaciones exclusivas para el consumo inmediato, con sabores exquisitos y variados ingredientes de alta calidad que elevan los estándares del lugar; lo que en algunas ocasiones hace que el valor del plato sea mayor. Estos restaurantes van dirigidos sobre todo a personas cuyo paladar aprecia la combinación de sabores.

Restaurante de segunda clase

Este restaurante se caracteriza por ser de tipo turista; con un estilo de servicio buffet que se encuentra mayormente en hoteles, cuenta con gran variedad de comida pero no se especializa en estilos como los anteriores. Sus instalaciones son amplias puesto que la asistencia es superior a la capacidad de un restaurante habitual.

Catering o casinos: Clasifican las empresas que ofrecen el servicio de algún alimento preparado a sus empleados. Los casinos dejan a la vista las preparaciones para que el comensal pueda escoger a su antojo de acuerdo a lo que hay para el servicio del día.

Restaurante de tercera clase

Estos restaurantes tienen utensilios básicos, sus instalaciones son funcionales y el personal de servicio porta un uniforme sencillo. Su carta ofrece variedad de preparaciones y puede ser desde un estilo de cocina específico hasta una oferta diaria diferente, su menú no es el mismo todos los días.

Restaurante de cuarta clase

Menú sencillo que incluye platos y bebidas, cuenta con utensilios e instalaciones funcionales; además de ofrecer un servicio modesto a precios bajos. En Colombia el conocido corrientazo. En este segmento encontramos  las comidas rápidas.

Restaurante de comida rápida: Es uno de los establecimientos más concurridos y accesibles, gracias a sus precios moderados y a la variedad de comida; se adapta a cualquier momento y atrae un gran público que busca algo complaciente para el paladar.

Por otra parte  hay restaurantes  que quieren dar a sus clientes experiencias totalmente diferentes, entre ellos encontramos:

Restaurantes temáticos

Con una ambientación estética diferente y específica, transportan al cliente a una época de la historia, a alguna década insignia que marcó la cultura popular y recrean cualquier otro lugar. Estos restaurantes apuntan a un público que busca probar alternativas distintas, sus empleados portan uniformes de acuerdo a la atmósfera que quieran recrear.

Restaurantes étnicos

Estos establecimientos ofrecen los platos típicos de algún país o región, se ciñen a sus preparaciones e ingredientes para transmitir la cultura a un público interesado en conocerla.

Independientemente de las clasificaciones que están pensadas para todo tipo de comensales, todos los establecimientos operan bajo los mismos parámetros: excelentes condiciones de higiene y salubridad en el lugar, personal debidamente presentado, manipulación adecuada de los alimentos, calidad en los insumos y utensilios, servicio de sanitarios y mínimo dos tiempos en los servicios (plato  fuerte y bebidas).

Si le ha gustado este artículo, compártalo en sus redes sociales.

Related posts